¿Quiénes somos?

Nuestra familia la formáis todos vosotros y nuestros magníficos profesores. Aquí los tenéis!
ef46c653-713e-4c73-8cd7-97c4f677d955.JPG
Maite

Nacida en Menorca, desde pequeña partí hacia tierras escocesas por circunstancias diversas.

 

Allí viví experiencias, he estudiado, trabajado, hecho muy

buenos amigos, he crecido, me he formado, me he convertido en medio escocesa y he descubierto mi pasión, la enseñanza de idiomas. Al llegar a Edimburgo empecé a estudiar fotografía en el Edinburgh College pero pronto me di cuenta que a pesar de que la fotografía es un arte que me fascina, no es a lo que me quería dedicar y fue entonces cuando empecé con los estudios ingleses. No fue hasta poco después de sacarme la calificación CELTA de Cambridge para enseñar inglés como lengua extranjera que empecé a combinar clases en una academia de inglés para adultos y en una escuela con niños pequeños.

 

Ahora ha llegado el momento de volver a Menorca y me hace muy feliz tener la oportunidad, gracias a Fun in English, de poder ayudar a todo el que quiera aprender una lengua que me ha adoptado como nativa y que tanto me gusta (eso sí, con acento escocés!) Creo en la inmersión como método para aprender de forma natural una lengua extranjera, ya que así es como aprendemos nuestra lengua materna, sin libros, sin vergüenza, jugando, cantando, dibujando, equivocándonos, volviendo a intentarlo, y sobre todo, pasándolo bien!

 

Y es por esto que creo en la metodología de Fun in English, donde cualquier persona de cualquier edad puede aprender inglés de una manera diferente, divertida y sobre todo, que funciona!

Margaret

Vengo de una pequeña ciudad de Yorkshire, en el norte de Inglaterra, aunque pasé parte de mi infancia en Chipre, lo que me hizo despertar mi espíritu viajero desde pequeña. Me fui de Yorkshire para estudiar Arte Visual en la Universidad de Gales y me especialicé en diseño gráfico e imprenta. A lo largo de mis estudios aproveché los veranos para trabajar en Suecia, Bélgica y Grecia.

 

Después de graduarme, hice un curso de profesora para enseñar el inglés como lengua extranjera. Justo terminar, me ofrecieron trabajo en Pamplona. Esto me hizo darme cuenta que tenía que aprender yo misma otro idioma y de lo importante que era comunicarse con un idioma que no es el tuyo.

 

De Pamplona me mudé a Barcelona donde pasé 8 años enseñando inglés a gente de diversas edades y diseñando cursos específicos para varias compañías. El amor por el país hizo que nos mudáramos a Menorca, donde mi hija más joven nació.

 

Aunque me gusta mucho enseñar, siempre he mantenido el interés en el arte y el diseño, con diferentes exhibiciones en España e Inglaterra. Enseñar a niños es una buena manera de poner en práctica mi creatividad: pintar, dibujar, hacer maquetas... todo ello estimula a los niños a poner en uso el inglés que aprenden de una manera práctica y, sobre todo, divertida!

Jon

Nací en Cornwall, en el sur oeste de Inglaterra, donde viví hasta los 18 años. Estudié bioquímica y nutrición en Southampton y seguidamente empecé a trabajar para una multinacional durante más de 15 años, los últimos de los cuales los dediqué a dirigir más de 20 tiendas en toda España, en la formación de personal y en desarrollar el departamento de marketing .

 

Vine a Maó en 2003 cuando mi primera hija era muy pequeña, sin hablar ni catalán ni castellano. Aquí empezó mi aventura lingüística. Decidido a aprender ambas lenguas lo antes posible, pronto descubrí que sólo las podría aprender "haciendo". Es decir, escuchando, relacionándome, interpretando lo que oía por el contexto, comprendiendo más cosas día a día, atreviéndome a hablar y, finalmente, siendo capaz de leer y escribir. En resumen, de forma no muy distinta con la que aprendí mi primera lengua, el inglés.

 

Siempre he hablado en inglés con mis hijas. Trabajé en Barcelona durante muchos años y los fines de semana que estaba en casa me di cuenta que el hecho de que durante parte de la semana las niñas no lo hablaran y no trabajaran la lectoescritura en inglés en la escuela significaba que había muchos aspectos de la lengua que no estaban adquiriendo.

 

Empecé a introducir estos elementos a través de juegos fonéticos (phonics), música, lecturas, etc y vi la gran capacidad de los niños para la adquisición de lenguas, consiguiendo que las niñas tuvieran el mismo nivel de conocimientos que los niños de la su edad escolarizados en Inglaterra.

 

Seguí estudiando para especializarme en la enseñanza del inglés a niños no nativos así como inglés para empresas, aprovechando mi experiencia laboral.

De estas experiencias nació Fun in English, donde los métodos de enseñanza están basados ​​en el proceso natural de aprendizaje de la lengua materna y donde el objetivo principal es conseguir que todos nuestros alumnos se enamoren del inglés y lo adopten como una lengua normal de comunicación.